Ya es oficial, México legaliza la marihuana medicinal
22 junio, 2017
Solsticio de verano, entramos en fase de prefloración
22 junio, 2017
Mostrar todo

Lecciones de Bolivia

En febrero de 2017, una delegación de 8 cocaleros de distintas regiones de Colombia viajó a Bolivia para conocer la transición del país desde la erradicación forzosa y el desarrollo alternativo condicionado hacia el control social de la coca y el desarrollo integral. A través de reuniones con la sociedad civil, organizaciones sociales y ministerios, se alentó a la delegación para que visualice cómo se podrían aplicar las experiencias bolivianas en Colombia, donde la reducción de la coca emergió como un punto fundamental en la transición histórica del posconflicto.

El acuerdo de paz entre el estado y las FARC, firmado en septiembre de 2016, trajo consigo un vigor renovado en los programas de reducción de los cultivos. Así, los oficiales afirman que, a diferencia de las estrategias para la reducción de la coca del pasado, el “desarrollo alternativo” logrará un éxito sin precedentes en el entorno del posconflicto. El presidente Santos dijo que “Con el compromiso de las FARC en la sustitución de cultivos ilícitos podremos llegar a una solución al problema del narcotráfico.”[2] Sin embargo, observar la experiencia del vecino país de Bolivia demuestra que los programas de sustitución de cultivos fracasaron en la lucha contra los cultivos ilícitos en Colombia por razones estructurales que se hallan más allá del conflicto armado. Desde el acuerdo, la coexistencia de los programas de sustitución de cultivos y la erradicación forzosa ha generado desconfianza y ha iniciado protestas por parte de las comunidades que cultivan coca en todo el país.

Aunque erradicar por completo la producción de cultivos ilícitos es imposible, dada la naturaleza de la industria impulsada por la demanda, la transformación cooperativa de los programas de desarrollo junto con las comunidades afectadas podría reducir el cultivo de coca y también asegurar la paz social. Para lograr esto, existen varias lecciones que Colombia podría aprender de Bolivia.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas. 



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *