¡Peligro! ¡Cruce de periodistas!
31 mayo, 2015
Los 5 países con las mejores leyes sobre consumo de drogas
1 junio, 2015
Mostrar todo

Los 3 principales beneficios del cannabis para la dependencia de opiáceos

opiate dependence - Sensi Seeds blog

La dependencia de los opiáceos puede tener efectos muy graves y perjudiciales para la vida normal y el funcionamiento cotidiano, y puede resultar muy difícil de superar. El cannabis no sólo puede reducir, en primer lugar, la necesidad de tomar analgésicos a base de opiáceos sino que también puede ayudar a aliviar los síntomas de abstinencia, incluso en el caso de aquellos que ya son adictos.

Analgésico

El dolor crónico es una de las razones principales para utilizar analgésicos opiáceos. También es uno de los principales motivos por los que se utiliza el cannabis medicinal: en una encuesta a pacientes realizada con 350 pacientes de marihuana medicinal de Michigan, más del 85% de los encuestados informaron que habían consumido cannabis como tratamiento para el dolor.

La probada capacidad del cannabis para tratar el dolor crónico ha permitido a decenas de miles de pacientes en diferentes estados de los Estados Unidos reducir, o incluso eliminar, la necesidad de analgésicos a base de opiáceos, y al hacerlo, han reducido, significativamente, el número de muertes relacionadas con los analgésicos en esos estados.

Opiates 1 - Sensi Seeds blog

Los opiáceos son un tipo de analgésico muy importante pero muy adictivo (© Instant Vantage)

En un estudio realizado en 2010, con datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), se descubrió que al día mueren más de cuarenta personas por sobredosis de analgésicos, de venta con receta, en los EE.UU., más que el número de muertes atribuidas a la heroína ilegal y al consumo de cocaína. En los trece estados donde hay programas de cannabis medicinal, se comprobó que la tasa de sobredosis de analgésicos recetados era hasta un 25% más baja que en los estados donde no los hay.

Aún más revelador, se demostró que cuanto más tiempo había estado disponible el cannabis medicinal (y por lo tanto lo conocía y estaba al alcance de más gente), mayor era la correlación. En los estados que habían tenido cannabis medicinal durante un año o menos, el número de muertes debido a los analgésicos disminuyó en un 20%. En los estados que habían tenido leyes relativas al cannabis medicinal durante cinco años o más, la reducción llegó hasta el 34%.

Neuroprotector

Señalización dopaminérgica y endocannabinoide

El sistema endocannabinoide tiene varias similitudes funcionales con el sistema de señalización dopaminérgica. El sistema dopaminérgico consiste en un conjunto de procesos de señalización, de importancia fundamental, que ayudan a controlar el “sistema de recompensa” del cerebro. El “sistema de recompensa” en sí es un conjunto extenso, enorme y complejo de áreas relacionadas del cerebro, entre las que se incluye el hipocampo, el hipotálamo, la amígdala, y la corteza frontal.

Además de proporcionar sensaciones de recompensa y placer en respuesta a los estímulos registrados como positivos, el sistema dopaminérgico es una parte fundamental de la respuesta al dolor del cuerpo cuando se registran estímulos negativos.

Los opiáceos son una clase de fármacos con enorme importancia para la medicina, ya que son los agonistas más conocidos, y más eficaces, de los receptores de dopamina. En primer lugar, los opiáceos son útiles como analgésicos, siendo la morfina y la codeína los dos ejemplos más conocidos de analgésicos opiáceos. Debido a su radical efecto sobre la experiencia subjetiva de la recompensa y del placer, los opiáceos pueden ser muy adictivos. Además, pueden resultar extremadamente difícil dejar de usarlos, ya que suelen causar dependencia física y síntomas de abstinencia muy graves.

Cómo interactúan los sistemas de señalización para mediar la respuesta individual

Opiates 2 - Sensi Seeds blog

Los opiáceos pueden tener efectos terribles, y causan más de 40 muertes al día en los EE.UU. (© Darron Birgenheier)

Aunque el sistema dopaminérgico y el sistema endocannabinoide se clasifican como independientes, se dispone de una gran cantidad de pruebas que apuntan al hecho de que el uso de cannabinoides puede tener efectos sobre el sistema dopaminérgico. De hecho, parece que los sistemas dopaminérgicos y endocannabinoide están estrechamente relacionados, y que esta relación determina la respuesta individual a los cannabinoides y a los opiáceos. Sin embargo, todavía estamos lejos de comprender totalmente esta relación.

Se ha demostrado que el cannabis puede reducir la probabilidad de que un paciente que sufre dolor empiece a tomar opiáceos para controlar sus síntomas. Sin embargo (y aunque nuestro conocimiento de este área de la neurología está en sus inicios), existen evidencias prometedoras de que el uso de cannabinoides puede ayudar a aliviar la dependencia de los opiáceos, incluso en aquellos que ya son adictos. Se cree que los cannabinoides pueden ayudar a activar los mismos receptores activados por el consumo de opiáceos, y que al hacerlo, la necesidad de utilizar opiáceos se reduce como consecuencia.

En un estudio de 2009 publicado en la revista Neuropsychopharmacology, se descubrió que la exposición al THC o su análogo sintético dronabinol podía bloquear la dependencia de opiáceos en las ratas. Sin embargo, el efecto no es tan simple como puede parecer a primera vista para el lector: de hecho, este efecto de bloqueo del THC sólo fue relevante en el caso de ratas a las que se había privado del apoyo materno, y no afectó a la respuesta a los opiáceos en las ratas que no habían sufrido carencias a nivel maternal.

Además, la tendencia a desarrollar dependencia a los opiáceos fue mucho más prevalente en el grupo de muestra de ratas a las que se había privado del apoyo materno en comparación con el grupo de control. Parece que el efecto del THC no sólo se manifestaba a través de su acción sobre los receptores de dopamina, sino que el efecto del THC sobre los propios receptores cannabinoides también causaba una reacción en cadena al liberar más dopamina.

Las implicaciones de todo esto para los seres humanos resultan evidentes. Durante las últimas décadas, se han realizado muchas investigaciones al respecto, que refuerzan el argumento de que la exposición a un ambiente negativo (por ejemplo, la privación materna, o el estatus socioeconómico bajo) tiene un efecto fundamental sobre la probabilidad de que un individuo se convierta en dependiente de sustancias farmacéuticas a fin de experimentar “recompensa”. Si una sustancia con menos efectos negativos puede sustituirse por otra con efectos negativos mucho mayores y demostrados, el impacto global sobre la salud tanto del individuo como de la población en general es evidente.

Neuroprotector, a través de un mecanismo alternativo

Opiates 3 - Sensi Seeds blog

Los cannabinoides pueden desempeñar un papel importante en la gestión de la dependencia de opiáceos (© Don Goofy)

En el apartado anterior, se describe cómo el THC puede ser útil para eliminar la necesidad de tomar opiáceos. La acción del THC es, en muchos aspectos, similar a la de los opiáceos en que puede agonizar ciertos receptores de dopamina y causar la liberación de dopamina, provocando una experiencia subjetiva de recompensa. Sin embargo, existe un mecanismo alternativo a través del cual los cannabinoides pueden reducir, o eliminar por completo, la necesidad de tomar opiáceos, que en lugar de centrarse en el THC, se centra en el CDB.

El CDB es un antagonista de los receptores endocannabinoides, y su presencia interviene en la capacidad del THC para activar los receptores cannabinoides y liberar dopamina. En un estudio de 2006 del Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, se descubrió que el CDB, a través de su mecanismo de bloqueo del receptor, podía causar una reducción en la recompensa experimentada por la presencia de opiáceos, y puede ayudar a reducir los comportamientos de búsqueda de recompensa (la búsqueda de una “dosis”) en personas dependientes.

Si bien puede no tener mucho éxito en el tratamiento de los que ya dependen de los opiáceos, puede desempeñar dos papeles importantes. En primer lugar, en el caso de los ex consumidores con alto riesgo de recaída, puede ayudar a reducir el deseo de participar en el comportamiento de búsqueda de recompensa. En segundo lugar, para aquellos que aún no dependen de los opiáceos, pero pueden estar en mayor riesgo debido al ambiente negativo en la infancia, tales como niños que han vivido en centros de acogida o una situación socioeconómica especial dura, puede reducir la probabilidad de convertirse en dependientes de los opiáceos.

The post Los 3 principales beneficios del cannabis para la dependencia de opiáceos appeared first on Sensi Seeds Spanish Blog.



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *