Legalización del Cannabis – ¿Será Italia el próximo?
15 abril, 2015
Foco en la variedad de cannabis: Early Girl de Sensi Seeds
18 abril, 2015
Mostrar todo

Tutorial de exterior: forzar la floración

Cultivar en exterior puede resultar complicado en términos de tiempo, y si te equivocas, o si tu ubicación sencillamente no te permite tener tiempo libre mientras que la naturaleza sigue su curso, entonces tu cosecha puede reducirse drásticamente, o llegar a ser inexistente. En este artículo, te proporcionamos unos cuantos consejos útiles sobre cómo asegurarte esa cosecha, estés donde estés.

¿Por qué debería forzar la floración de mi cannabis?

Forzar o inducir la floración del cannabis es una forma sencilla de garantizar que tu cultivo de exterior o interior comienza a florecer con el tiempo suficiente para completar su ciclo de crecimiento antes de que llegue el frío del invierno y la luz del sol sea débil y tenga una duración limitada. En las zonas templadas y frías, más al norte del hemisferio norte (y las correspondientes zonas del sur en el hemisferio sur), el tiempo del que se dispone desde que las horas de luz del día disminuyen lo suficientemente como para que empiece la floración hasta que llegan las heladas del invierno puede no ser suficiente para que se complete la floración. Por lo tanto, reducir artificialmente las horas de luz de forma prematura puede proporcionar los días cortos extra que necesitamos para lograr la cosecha.

En los climas fríos, las temperaturas otoñales pueden bajar demasiado para que la floración se complete sin intervención (© james j8246)

Forzar la floración también puede ser útil para los que cultivan en climas más favorables y quieren producir varias cosechas al año (una “cosecha perpetua”). Algunos cultivadores son capaces de recoger dos o más cosechas cada año al privar, estratégicamente, a las plantas de luz. Por ejemplo, las plantas pueden empezarse en febrero o marzo. Unas pueden cosecharse antes de junio mediante técnicas de privación de luz, mientras que otras se pueden dejar florecer de forma natural a finales de verano y estarán listas para la cosecha entre mediados y finales de otoño. Para conseguir cosechas perpetuas de verdad, se puede inducir la floración a unas pocas plantas cada semana o cada dos (una vez que hayan experimentado un crecimiento vegetativo suficiente) de modo que las cosechas se recogen, igualmente, de forma escalonada.

¿Cuándo debería forzar la floración de mi cannabis?

Tener una buena oportunidad para intentar forzar la floración del cannabis en exterior depende en gran medida de tu ubicación. En las zonas tropicales, cálidas y templadas, puede haber sólo un período muy corto cada año en el que el cannabis no se puede cultivar, así que asegurarse de que los ciclos de floración terminan antes de que llegue la temporada de frío o de lluvias es el único requisito real.

En los climas templados y fríos, como en el Reino Unido y los Países Bajos, las condiciones otoñales generalmente se vuelven demasiado frías y húmedas para mantener el crecimiento sano de la flor a finales de septiembre y mediados de octubre (aunque hay informes de cultivos de exterior que florecen hasta a finales de noviembre o incluso principios de diciembre en algunas zonas, a medida que los patrones estacionales del clima cambian y los inviernos son cada vez más suaves). Por lo tanto, para garantizar que la cosecha está lista a tiempo, se recomienda comenzar la privación de luz a mediados o finales de julio, dependiendo de la época de floración de la variedad.

De forma natural, tus plantas no pueden empezar a florecer hasta septiembre, que puede ser un mes lluvioso y con viento en muchas partes del Reino Unido. En algunos casos, se recomienda empezar a forzar la floración a mediados de junio o principios de julio, lo que debería proporcionar a las plantas el tiempo suficiente para crecer vegetativamente y completar la fase de floración también. Empezar las plantas en el interior es siempre recomendable, especialmente en las zonas con temperaturas frescas en primavera.

¿Cómo debería forzar la floración de mi cannabis?

. Los grandes espacios de cultivo de interior pueden equiparse con sistemas de cortinas automatizadas que bloquean toda la luz en determinados momentos (© umass.edu)

Dependiendo de varios factores como el tamaño y el número de plantas, de si estás cultivando completamente en exterior o en interior, y de cuánto estás dispuesto a gastar en tu instalación, hay varias maneras de privar de luz a tus plantas de cannabis. El concepto básico es cubrir las plantas con un material que no deje penetrar la luz, pero que permita que circule el aire fresco. En algunos casos, se aconseja utilizar ventiladores si es posible, con el fin de garantizar que el flujo de aire es suficiente.

Si simplemente estás cultivando unas pocas plantas en el balcón o jardín, puedes construir, de forma barata y fácil, marcos ligeros de postes de madera y cubrirlos con un material o tela opaca, preferiblemente transpirable. Estas estructuras de madera pueden usarse para cubrir o tapar las plantas cada noche, y estar seguro de que tienen doce horas de oscuridad total todas las noches. Las tiendas de campaña “sensoriales”, a prueba de luz y diseñadas para los niños que sufren autismo y otros trastornos relacionados, también están disponibles en el mercado a precios relativamente bajos, y se pueden convertir en una especie de toldo o cubierta para tus plantas.

Los que cultivan a mayor escala, o en interior, puede necesitar otros métodos diferentes. Los cultivadores de exterior pueden colocar las plantas en casetas o cocheras para bloquear la luz previa al anochecer natural (si crees que tendrás que mover las plantas de exterior por la noche para suministrarles suficiente luz, debes cultivar en recipientes portátiles en lugar de hacerlo directamente en el suelo) y los cultivadores de interior pueden usar cortinas opacas que se puedan cerrar en cuestión de segundos y proteger toda la cosecha entera.

Otros factores a tener en cuenta

Por supuesto, una vez que las horas de oscuridad natural han aumentado a doce horas o más por la noche, ya no hace falta cubrir las plantas y se pueden dejar a la intemperie. Puede que quieras seguir cubriendo las plantas si el cultivo se ve afectado por la contaminación lumínica (como por las farolas), o si las temperaturas inesperadamente frías o condiciones de viento hacen que sea necesaria una cierta protección contra los elementos.

Las tiendas de campaña "sensoriales" se pueden convertir en una especie de toldo o cubierta para tus plantas.

Otro factor a tener en cuenta es que una vez que empiezas a forzar la floración, es esencial atenerse al régimen de iluminación y no fallar ni un solo día, para que las plantas no se confundan y vuelvan de nuevo al crecimiento vegetativo. Si el presupuesto lo permite, se puede invertir en sistemas automatizados.

Si eliges el momento correcto, forzar la floración del cannabis no sólo puede marcar la diferencia entre una buena o una mala cosecha, sino que también debería permitirte aumentar la producción. En los climas fríos, la diferencia de temperatura y de la intensidad de la luz ,entre finales de verano y principios de otoño (cuando las plantas comienzan a florecer de forma natural) y entre principios y mediados de verano (cuando tus plantas florecen si se les obliga a hacerlo), puede ser tan grande que tus cogollos serán visiblemente más grandes, más compactos y resinosos si se les ha inducido la floración.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *